Coronavirus: la pérdida del olfato puede ser un signo más indicativo del COVID-19 que la tos

La pérdida del sentido del olfato puede ser un indicador más confiable de COVID-19 que la tos o la fiebre, sugiere una investigación.

Un estudio realizado por el University College London (UCL) de 590 personas que perdieron el sentido del olfato o el gusto a principios de año encontró que el 80% de las personas tenían anticuerpos contra el coronavirus. De las personas con anticuerpos, el 40% no presentaba otros síntomas. Sin embargo, la investigación solo observó a personas con síntomas leves.

La evidencia de que la pérdida del olfato y el gusto podrían ser síntomas de coronavirus comenzó a surgir aproximadamente a partir de abril, y se añadieron a la lista oficial de síntomas a mediados de mayo.

Esta establecido dentro de los síntomas actualmente que cualquier persona que experimente una pérdida o un cambio en su sentido del olfato o del gusto debe aislarse y solicitar una prueba. Pero la autora principal del estudio de la UCL, la profesora Rachel Batterham, dice que muchos todavía consideran que la tos y la fiebre son los principales síntomas para tener en cuenta.

Reclutó a personas entre el 23 de abril y el 14 de mayo mediante el envío de mensajes de texto a través de cuatro cirugías de médicos de cabecera en Londres, inscribiendo a aquellos que informaron haber perdido el olfato o el gusto en las cuatro semanas anteriores. A todos estos participantes se les realizaron pruebas de anticuerpos y cuatro de cada cinco personas dieron positivo, lo que sugiere una infección previa por COVID-19.

El estudio se vio limitado por el hecho de que todos sus participantes tenían síntomas leves, incluyendo o limitado a la pérdida del olfato o el gusto, por lo que es posible que no sean representativos de todos los pacientes con COVID-19. Pero sus hallazgos enfatizan la importancia de que las personas estén atentas a cualquier cambio en su sentido del olfato o del gusto y se aíslen si se dan cuenta de que no pueden oler elementos "cotidianos" como perfume, cloro, pasta de dientes o café, dijo el profesor Batterham. .

Si bien no todos los pacientes con coronavirus necesariamente perderán el sentido del olfato, si usted pierde el sentido del olfato, es muy probable que sea coronavirus, parece sugerir esta investigación. Lo que hay que tener en cuenta es la pérdida del olfato sin tener la nariz tapada o con secreciones nasales, explicó la profesora Batterham.

Se cree que la pérdida del olfato ocurre con COVID-19 porque el virus invade las células que se encuentran en la parte posterior de la nariz, la garganta y la lengua. Ésto es distinto de la experiencia de tener un resfriado en el que el olfato y el gusto pueden verse alterados porque las vías respiratorias de una persona están bloqueadas.

Los investigadores del King's College London, que ejecutan la aplicación “COVID-19 Symptom Study”, estimaron previamente que el 60% de las personas con coronavirus perdieron el sentido del olfato o el gusto.

Aunque ésto se considera un síntoma más leve y es poco probable que lleve a alguien al hospital, la profesora Batterham señala los peligros potenciales de perder el sentido del olfato, incluida la imposibilidad de detectar humo, fugas de gas o alimentos que se han quemado. Si se sufre a más largo plazo, también puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de las personas.

Miles de personas en línea han informado sobre experiencias preocupantes, como provocar incendios y no poder oler el humo. Algunos han notado oler constantemente un olor rancio a "basura" o experimentar un sabor metálico, mientras que otros se han encontrado incapaces de saborear la comida durante meses después de haber estado libres del virus.

El grupo de personas que solo pierde el olfato sin experimentar ningún otro síntoma también puede representar el "mayor riesgo" para los demás, ya que pueden sentirse bien en general y continuar con su vida diaria, señaló el profesor Batterham.

Aunque los dos a menudo van juntos, la pérdida o el cambio del olfato fue más común que la pérdida del gusto entre las personas que se han recuperado del coronavirus, dijo. Su investigación tuvo lugar en un momento en que la pérdida del olfato y el gusto no eran síntomas reconocidos del virus.


Publicado y escrito por Rachel Schraer BBC NEWSS

2 DE OCTUBRE DE 2020

https://www.bbc.com/news/health-54359852

72 vistas