top of page

Costocondritis, el síntoma de COVID-19 del que nadie habla

Se trata de un dolor agudo, generalmente en la parte izquierda del esternón, es punzante y da sensación de presión. Es la inflamación del cartílago que une las costillas al esternón.

A la larga sintomatología de la COVID-19 que ya conocíamos se ha unido un nuevo efecto secundario, la costocondritis, se trata de un dolor agudo, generalmente en la parte izquierda del esternón, punzante y que da sensación de presión.


No aparece de repente, justo cuando puedes haberte contagiado de coronavirus, sino a los pocos días. La costocondritis es la inflamación del cartílago que une las costillas al esternón. Es conocido también como dolor de la pared torácica o síndrome costoesternal, y puede causar un dolor agudo y punzante en el pecho.


Por regla general, esta afección es inofensiva y suele desaparecer por sí sola (ya sea en semanas o meses). Según la Clínica Mayo, a veces este dolor viene acompañado por una hinchazón denominada síndrome de Tietze. La causa exacta de este síndrome es aún desconocida, aunque se ha asociado con infecciones de las vías respiratorias, traumatismos torácicos costales o, simplemente, con aumentos de presión torácica mantenidos en el tiempo o repetidos en la zona.


Según la revista Clinical and Experimental Rheumatology, la única manera de diagnosticar el síndrome de Tietze, una enfermedad dolorosa del cartílago costal, es usar rayos X, tomografía computarizada (TC), resonancia magnética (RM), y medicina nuclear en combinación como la única forma de diagnosticar efectivamente la enfermedad. El síndrome de Tietze puede parecer un infarto, coágulos sanguíneos pulmonares, o estrés psicológico. Y ahora también es un nuevo síntoma de la pandemia.


Síntomas de la costocondritis


-Presión en el pecho

-Empeora si respiras profundo o toses

-Suele afectar más en el lado izquierdo y a más de una costilla


Otras causas de la costocondritis


Además del coronavirus, la costocondritis puede venir derivada de una lesión, como un golpe en el pecho; por tensión física, como levantar cosas pesadas, hacer ejercicios intensos o tener tos fuerte, también pueden estar asociados a la costocondritis.

La artritis podría estar relacionada también, así como la artrosis, la artritis reumatoide o la espondiloartritis anquilosante. Puede haber una infección en la articulación, algunos virus, bacterias y hongos (como la tuberculosis, la sífilis y la aspergilosis) pueden infectar la articulación de las costillas.


En casos de tumores, tanto cancerosos como no cancerosos, pueden causar costocondritis. El cáncer puede desplazarse a la articulación desde otra parte del cuerpo, como la mama, la tiroides o los pulmones.


Tratamiento


No hay un tratamiento específico para esta inflamación, pero el calor alivia mucho la sensación de presión. Algunos profesionales pueden tratarlo con antidepresivos, tranquilizantes, medicamentos antiinflamatorios…


Escrito y publicado por: Laura Martin Sanjuan | AS

Enero 31, 2022

Enlace original: https://as.com/diarioas/2022/01/31/actualidad/1643623464_103608.html

804 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page