top of page

Estas son las señales que te dicen que tu gripe se complicó y debes actuar rápido

El virus está causando una ola sin precedentes de contagios y hospitalizaciones y se teme que la situación empeore con las fiestas decembrinas.

Si bien los niños, personas mayores y aquellos con condiciones crónicas son más vulnerables, cualquiera puede terminar en el hospital. Si enfermas y presentas los siguientes síntomas busca de inmediato atención médica.


La agresiva temporada de la gripe, que este año comenzó antes de lo habitual y está azotando con más fuerza, no da tregua en EEUU. La mayoría de los estados tienen transmisión elevada o muy elevada de este virus y las hospitalizaciones son las más altas registradas durante la última década.


Hasta la fecha se han reportado 13 millones casos confirmados, más de 120 hospitalizaciones y 7,300 muertes por influenza, alertan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en su más reciente reporte. Y apenas estamos a mediados de diciembre: la temporada de influenza suele prolongarse hasta abril.


En este contexto, las posibilidades de contagiarse son altas y, si bien la mayoría de las personas se recupera satisfactoriamente sin intervenciones, otras pueden desarrollar complicaciones potencialmente mortales.


Adultos mayores de 65, individuos con condiciones preexistentes, embarazadas y niños menores de 5 años tienen mayor riesgo de sufrir una enfermedad severa, aunque también se han visto casos de individuos jóvenes y sanos que han sucumbido a este virus.

Los médicos insisten en la importancia de identificar a tiempo las señales de complicaciones de la gripe que ameritan una visita al hospital.


Cuáles son las complicaciones de la influenza


La influenza puede causar complicaciones manejables como sinusitis u otitis (que igualmente requieren atención médica), y otras más peligrosas y potencialmente mortales. La más común es la neumonía, una infección de los pulmones.


Otras posibles complicaciones graves de la influenza son inflamación del músculo cardiaco ( miocarditis), del cerebro ( encefalitis) o de los tejidos musculares (miositis, rabdomiólisis) y falla multiorgánica (por ejemplo, insuficiencia respiratoria y renal).


Los CDC advierten que la infección de las vías respiratorias por el virus de la influenza puede desencadenar una respuesta inflamatoria en el cuerpo y derivar en una sepsis, una respuesta a infecciones que pone en peligro la vida y que los médicos no siempre logran identificar a tiempo.


Aproximadamente 30% de los niños que mueren por la gripe presentan sepsis, advierte la organización Families Fighting Flu.


El virus también puede agravar otros problemas de salud crónicos. Por ejemplo, las personas con asma pueden sufrir ataques de asma mientras tienen influenza y las personas con enfermedades cardiacas crónicas pueden presentar un agravamiento de su condición desencadenado por la influenza.


De hecho, estudios han llegado a la conclusión de que aquellos que sufren que sufren de enfermedades cardiovasculares son hasta seis veces más propensos a sufrir un infarto en los siete primeros días de un contagio de influenza.


Síntomas de complicaciones de la influenza que nunca debes ignorar

Todas las personas que enferman de la gripe deben estar atentas a las siguientes señales de complicaciones y buscar ayuda médica inmediata si se presentan. Actuar a tiempo es crucial para detener la progresión de estos síntomas que, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades incluyen, pero no se limitan a:


En adultos:

  • Dificultad para respirar.

  • Dolor persistente o presión en el pecho o abdomen.

  • Mareos constantes, confusión o letargo.

  • Fiebre o tos que mejoran, pero luego regresan o empeoran.

  • Convulsiones.

  • No orinar.

  • Dolores severos musculares.

  • Debilidad severa.

  • Empeoramiento de cualquier condición crónica como asma, diabetes, etc.

En niños:

  • Respiración rápida o dificultad para respirar.

  • Labios o rostro azulado.

  • Costillas se retraen considerablemente con cada respiración.

  • Dolor en el pecho.

  • Severo dolor muscular (se niega a caminar).

  • Deshidratación (no orina por 8 horas, boca seca, no hay lágrimas al llorar).

  • Niño está letárgico y no interactúa al estar despierto.

  • Convulsiones.

  • Fiebre alta que no responde a medicamentos o cualquier fiebre en menores de 12 semanas.

  • Fiebre o tos que mejora, pero luego regresa o empeora.

Cómo evitar las complicaciones de la influenza


La mejor manera de protegerte contra la influenza es ponerte la vacuna, que se adapta cada año a las que se cree serán las cepas predominantes del virus durante la temporada.


Este año las que más están circulando son las del tipo influenza AH1N1 y H3N2, y otra de influenza B, que se corresponden con la vacuna que está disponible. Aunque esta no necesariamente previene el contagio, sí reduce las posibilidades de presentar complicaciones.


“La vacunación es la mejor cosa que puedes hacer para prevenir la influenza y sus complicaciones severas”, dice a ABC News, el médico de atención preventiva de la Universidad de Vanderbilt, William Schaffner.


Si formas de los grupos de alto riesgo a enfermar severamente, lo ideal es que busques atención médica apenas presentes síntomas pues, de dar positivo para la influenza, el médico podría recetarte antivirales como el Tamiflu, que ayudan a la recuperación, pero estos son más efectivos si se administran en las primeras 48 a 72 horas de que se presentan los síntomas.


PUBLICADO 13 DIC 2022 – 12:13 PM EST

411 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page