top of page

Vacunarse contra la influenza podría reducir el riesgo de alzhéimer un 40%

El riesgo de desarrollar enfermedad de Alzheimer puede disminuir hasta un 40% al recibir al menos una vacuna contra la gripe, un efecto protector que mejora con la cantidad de años de vacunación, según un estudio en mayores de 65 años.



Las personas de más de 65 años que han recibido al menos una vacuna contra la gripe tienen un 40% menos probabilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer durante los siguientes cuatro años que sus coetáneos que no han sido vacunados, según ha revelado un estudio realizado por investigadores de UTHealth Houston (EE.UU.) que se ha publicado en la revista Journal of Alzheimer's Disease.


La investigación se ha llevado a cabo dos años después de que estos investigadores encontraran un posible vínculo entre la vacuna contra la gripe y la reducción del riesgo de alzhéimer, y en ella se ha comparado el riesgo de incidencia de alzhéimer entre pacientes que habían sido vacunados contra la influenza, o no, en una amplia muestra de adultos estadounidenses que tenían 65 años o más; en concreto, 935.887 pacientes vacunados contra la gripe y 935.887 pacientes no vacunados.


“Descubrimos que la vacunación contra la influenza en adultos mayores reduce el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer durante varios años. La fuerza de este efecto protector aumentó con la cantidad de años que una persona recibió una vacuna anual contra la influenza; en otras palabras, la tasa de desarrollo de la enfermedad de Alzheimer fue la más baja entre los que recibieron la vacuna contra la gripe todos los años”, ha declarado Avram S. Bukhbinder, ex alumno de la Escuela de Medicina McGovern en UTHealth Houston y primer autor del trabajo, que ha añadido: “La investigación futura debería evaluar si la vacunación contra la gripe también se asocia con la tasa de progresión de los síntomas en pacientes que ya tienen demencia tipo alzhéimer”.

Efecto protector de las vacunas contra el alzhéimer

Durante los cuatro años de seguimiento el 8,5% de los pacientes no vacunados habían desarrollado la enfermedad de Alzheimer, mientras que alrededor del 5,1% de los pacientes vacunados contra la gripe habían desarrollado este tipo de demencia. Según Bukhbinder y el Dr. Paul. E. Schulz, Profesor Rick McCord de Neurología en la Escuela de Medicina McGovern y autor principal, los resultados destacan el potente efecto protector de la vacuna de la gripe contra la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, advierten que es necesario estudiar más los mecanismos por los que ocurre esto.


“Dado que hay evidencia de que varias vacunas pueden proteger contra la enfermedad de Alzheimer, pensamos que no es un efecto específico de la vacuna contra la gripe”, afirma Schulz. “En cambio, creemos que el sistema inmunitario es complejo y que algunas alteraciones, como la neumonía, pueden activarlo de una manera que empeore la enfermedad de Alzheimer. Pero otras cosas que activan el sistema inmunitario pueden hacerlo de una manera diferente, una que protege de la enfermedad de Alzheimer. Claramente, tenemos más que aprender acerca de cómo el sistema inmunológico empeora o mejora los resultados en esta enfermedad”.


De hecho, en estudio anteriores ya se había encontrado una disminución del riesgo de demencia asociada con la exposición previa a varias vacunas en la edad adulta, incluidas las vacunas contra el tétanos, la poliomielitis y el herpes, además de la vacuna contra la gripe y otras. Por otra parte, Bukhbinder ha señalado que según vaya pasando el tiempo desde que se empezaron a administrar las vacunas contra el COVID-19 y se vayan recopilando más datos de seguimiento de la población vacunada, merecerá la pena investigar si hay una relación similar entre la vacunación contra el COVID-19 y el riesgo de desarrollar alzhéimer.


Escrito por: EVA SALABERT

Publicación Original


426 visualizaciones

2 comentários


Okgracias

Curtir

Okleerveraprender

Curtir
bottom of page