top of page

Virus de la hepatitis C: Prevención y tratamiento en todas las edades

Yolimarian Torres

Comunicadora Social - Periodista

Los riesgos de contagio existen a cualquier edad.


La hepatitis C es una enfermedad que puede ser prevenida y tratada con un éxito de efectividad entre 95 y 98 por ciento, gracias a los tratamientos antivirales.


A nivel mundial, el virus de la Hepatitis C existe en varias formas distintas, conocidas como genotipos. Se han identificado siete genotipos distintos del VHC y más de 67 subtipos. El genotipo más común del VHC en los Estados Unidos es el tipo 1.


Aunque la hepatitis C crónica sigue un curso similar independientemente del genotipo del virus infeccioso, las recomendaciones de tratamiento varían en función del genotipo viral.


Para protegerte de una posible infección debes seguir las recomendaciones:


Evitar el uso de drogas intravenosas: El uso de drogas intravenosas es el factor de riesgo más común para contraer hepatitis C. Evitar el uso de drogas intravenosas es una forma importante de prevenir la infección.


Practicar relaciones sexuales seguras: Aunque el riesgo de transmisión sexual de hepatitis C es bajo, se recomienda practicar relaciones sexuales seguras para prevenir la transmisión de la enfermedad.


No compartir objetos personales: No compartir objetos personales que estén contaminados con sangre infectada, como cepillos de dientes o rasuradoras, puede ayudar a prevenir la infección.


Tomar precauciones en el lugar de trabajo: Si trabaja en la atención médica, tomar medidas de precaución como usar guantes y otros equipos de protección personal, puede ayudar a prevenir la exposición a sangre infectada.


Los tratamientos disponibles son:


Terapia antiviral: La terapia antiviral es el tratamiento estándar para la hepatitis C. Los medicamentos antivirales pueden ayudar a eliminar el virus de su cuerpo y prevenir complicaciones.


Cambios en el estilo de vida: Hacer cambios en el estilo de vida, como evitar el consumo de alcohol y comer una dieta saludable, puede ayudar a reducir la carga de trabajo del hígado y mejorar la salud en general.


Tratamiento de complicaciones: Si ya tiene complicaciones de la hepatitis C, como cirrosis o cáncer de hígado, su médico puede recomendar otros tratamientos para ayudar a controlar estas complicaciones.


Recuerde, es importante hablar con su proveedor de atención médica si cree que puede estar en riesgo de contraer hepatitis C o si tiene síntomas de la enfermedad. Su médico puede realizar pruebas para detectar la enfermedad y recomendar el tratamiento adecuado si se diagnostica la infección.


Hepatitis C en niños


Al igual que en los adultos, la hepatitis C en niños causa una inflamación de los tejidos del hígado. Sucede debido a una infección con el virus de la hepatitis C, y la causa principal de contagio se da al momento del parto.


Estadísticas indican que casi 6 de cada 100 bebés nacidos de madres que presentan infección con el virus tienen hepatitis C, y a la fecha no hay ningún tratamiento para prevenir la hepatitis C al nacer.


Por su parte, en los adolescentes también pueden contraer una infección con el virus de la Hepatitis C. Existen muchas causas para la hepatitis C en adolescentes, que incluyen:


*Ser puncionado con una aguja luego de que esta haya sido usada por una persona infectada con el virus


*Entrar en contacto con la sangre de una persona infectada

Usar drogas ilegales


*Tener relaciones sexuales sin protección con una persona que porta el VHC


*Ser tatuado o recibir terapia de acupuntura con agujas infectadas


Es muy importante que conozcas que el virus de la hepatitis C no se propaga por amamantar, abrazar, besar, toser o estornudar.


Fuente: Departamento de Salud, Mayo Clinic y Centros de Control y Prevención, Biblioteca Nacional de Medicina.




108 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page