top of page

VIH y VPH no son lo mismo, conoce las diferencias.

El virus del papiloma humano (VPH) y el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) son diferentes virus que clasifican también como enfermedades de transmisión sexual (ITS) y pueden afectar la salud.

A pesar de compartir una conexión, los síntomas, perspectivas y tratamientos de estos virus no son siempre los mismos. Aprende las diferencias y vínculos entre el VPH y el VIH

.

Las similitudes


Las personas pueden contraer el VPH y el VIH a través de la actividad sexual, por lo que los médicos consideran a ambos ITS. Los virus pueden permanecer latentes en el cuerpo durante años sin causar síntomas.


Quien vive con alguno de estos virus es más susceptible a otras enfermedades o complicaciones. También se puede padecer ambos virus al mismo tiempo.


Afectan diferentes cosas


El VPH afecta la piel y las membranas húmedas. Este virus puede causar problemas como verrugas genitales o en otras partes del cuerpo, y cambios celulares anormales en el cuello uterino.


Por su parte, el VIH ataca el sistema inmunitario y la infección puede conducir al SIDA. Sin embargo, con un diagnóstico y tratamiento tempranos, la mayoría de las personas no llegan a desarrollar el SIDA.


Los síntomas


Es difícil saber si alguien padece VPH o VIH, ya que los síntomas de ambos virus no siempre son inmediatamente evidentes.

En el caso del VPH, es posible que una persona no presente nunca síntomas y que su organismo elimine la infección. Los que muestran síntomas pueden tener verrugas en los genitales, las manos, los pies, la cara o las piernas.

Las personas que padecen el VIH no suelen saberlo hasta que se hacen una prueba rutinaria de ITS. Sin embargo, algunas personas experimentan síntomas parecidos a los de la gripe unas dos o cuatro semanas después de contraer el virus.

Los primeros síntomas del VIH son:

  • Ganglios linfáticos inflamados

  • Fiebre

  • Fatiga

  • Dolores musculares

  • Sarpullido

  • Escalofríos

  • Dolor de garganta

  • Úlceras en la boca

  • Sudores nocturnos

¿Cómo se transmite?


Como lo mencionamos anteriormente, tanto el VIH como el VPH se transmiten a través de relaciones sexuales.

Ambas infecciones pueden transmitirse por relaciones sexuales vaginales, anales u orales con una persona infectada. Aunque el último caso es raro para el VIH.

El VIH está presente en los líquidos corporales de las personas infectadas: sangre, semen, secreciones vaginales y rectales o la leche materna.

Por lo que puede transmitirse por una transfusión de sangre, por compartir jeringas u otro material quirúrgico, y por transmisión de la madre al hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia.

En caso del VPH una persona puede contraer el virus incluso si solo ha mantenido relaciones con una persona. Este se transmite también por el contacto directo con la piel, aunque no tenga signos o síntomas.


¿Cómo prevenirlo?


La prevención más importante a tener en cuenta para no contraer estos virus es usar preservativo y evitar tener relaciones sexuales con más de una persona.

En caso del VIH se utiliza una combinación de factores como el uso de preservativo, pruebas de rutina, asesoramiento acerca de los virus y el ITS, la circuncisión médica masculina voluntaria (CMMV) y medicamentos antirretrovirales (ARV).

El primer método para prevenir el VPH es vacunarse contra el virus. Esta vacuna ha resultado eficaz y protege contra enfermedades como el cáncer uterino.

Fuente principal de la noticia: Página web de la OMS.


Diciembre 2, 2022

2518 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page