• equipo voces

El estrés en tiempo de pandemia.

Los cambios abruptos e inesperados provocan diversas reacciones en el ser humano. Cada cual responde de acuerdo con sus capacidades y perspectivas hacia la situación. Aún así existe una reacción que es muy común y compartida entre la mayoría de las personas: el estrés.

Los cambios abruptos e inesperados provocan diversas reacciones en el ser humano. Cada cual responde de acuerdo con sus capacidades y perspectivas hacia la situación. Aún así existe una reacción que es muy común y compartida entre la mayoría de las personas: el estrés.


El estrés es el conjunto de reacciones que presenta el cuerpo humano al exponerse a situaciones de tensión y que pueden manifestarse como sensaciones de agobio, preocupación y agotamiento. Una persona puede sentirse de esta manera cuando se expone a algún detonante o factor estresante.


Un factor estresante puede ser un acontecimiento de corta duración que suceda una sola vez o puede ocurrir repetidamente y durante un largo período. Si el estrés crónico (que permanece durante un periodo prolongado) provocado por algún factor identificado, no se trata, puede tener consecuencias adversas para la salud, tales como: ansiedad, insomnio, dolor muscular, alta presión y afectar el sistema inmunitario.


La pandemia del COVID-19 y las situaciones ocasionadas por la misma, pueden convertirse en factores estresantes para muchas personas. El temor, la ansiedad y la incertidumbre generadas por una enfermedad pueden ser agobiantes y generar emociones fuertes tanto en adultos como en niños. 


Es importante que se busquen alternativas para canalizar las emociones y sentimientos que presente una persona durante este tiempo y que se identifique cuando es necesario buscar ayuda profesional. Si el estrés interfiere con las actividades diarias por varios días seguidos, la persona debe comunicarse con su proveedor de atención médica.


Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el estrés durante el brote de una enfermedad infecciosa puede ocasionar:

  • Temor y preocupación por su salud y la salud de sus seres queridos.

  • Cambios en los patrones de sueño o alimentación.

  • Dificultades para dormir o concentrarse.

  • Agravamiento de problemas de salud crónicos.

  • Agravamiento de problemas de salud mental.

  • Mayor consumo de alcoholtabaco u otras drogas.

Algunas personas pueden lidiar con el estrés de manera más eficaz o recuperarse de los acontecimientos estresantes más rápido que otras. Los adultos mayores con enfermedades crónicas, niños y adolescentes, personal en la primera línea de defensa contra el COVID-19 y personas con enfermedades mentales pueden ser más vulnerables al estrés durante esta crisis. Es importante recalcar que las personas con problemas de salud mental prexistentes deben continuar con su tratamiento.

Comenzar a realizar actividad física es un cambio pequeño pero eficaz en el manejo del estrés. El ejercicio ayuda a mejorar el estado de ánimo y a mantener un balance entre la salud física y la mental. También se pueden intentar actividades relajantes como la meditación o ejercicios de respiración. Los CDC recomiendan tomar un descanso de leer y escuchar noticias e invertir tiempo para relajarse y comunicarse con otras personas.


La prevención del Covid-19 también conlleva un distanciamiento físico, mediante el cual se debe mantener un espacio entre usted y las demás personas fuera de su casa. Existen varias actividades a distancia que pueden resultar de beneficio para la salud mental en este tiempo de pandemia. Las llamadas telefónicas, vídeo llamadas, mensajes de texto y redes sociales pueden ser de ayuda para conectarse con sus seres queridos y sentirse acompañados. Manténgase en contacto con personas que pueden ofrecerle apoyo emocional para reducir el estrés. No pierda la comunicación con familiares y amigos.

Vivimos un tiempo muy importante en el que debemos hacer todo lo posible por mantenernos sanos y alertas. Identifique los factores estresantes que podrían afectar y tome las medidas prácticas para controlar el estrés y así reducir el riesgo de los efectos negativos que el estrés puede ocasionar a su salud.


¡Estamos para ayudarte! Si tienes mas preguntas sobre este tema, escríbenos en nuestra sección de comentarios o a través de cualquiera de nuestras redes sociales.

#LasVacunasSonParaTodos#LasVacunasSonParaTodos #lospacientesprimero


Autor: Iris M. Malave Cruz, RN BSN, Coordinadora Asuntos de Enfermería de Voces


Referencias:

https://espanol.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/daily-life-coping/managing-stress-anxiety.html

https://www.nimh.nih.gov/health/publications/espanol/5-cosas-que-usted-debe-saber-sobre-el-estres/index.shtml

https://espanol.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/prevent-getting-sick/social-distancing.html

https://www.apa.org/centrodeapoyo/estres-cronico


0 vistas