top of page

Long-COVID epidemia subyacente

Taisha Meléndez Larroy, MPH

VOCES


Entre los retos a la salud pública que nos ha planteado la pandemia de COVID-19, se destaca uno del que se habla muy poco en Puerto Rico. Sin embargo, al leer estas líneas usted pudiera sentirse relacionado, ya sea porque experimente secuelas o porque lo esté notando en algún ser querido.

 

De acuerdo con lo publicado por la Clínica Mayo, el síndrome post-COVID-19 implica una variedad de síntomas nuevos, recurrentes o continuos que las personas presentan después de las cuatro semanas posteriores a contraer el virus de la COVID-19. Según se ha reportado, estos signos pueden durar meses o años y puede causar discapacidad.


Los síntomas más comunes son agotamiento, fiebre, dificultad para respirar, falta de aliento, tos y síntomas o malestares que empeoran con el ejercicio físico o mental. Estos síntomas son los más fáciles de relacionar a la enfermedad aguda por COVID-19, sin embargo, otros síntomas no tan comunes pueden pasar inadvertidos a la hora de relacionarlos con COVID-19; entre ellos:


  • Dolor articular o muscular

  • Afecciones o síntomas cardíacos, como dolor en el pecho y palpitaciones

  • Síntomas digestivos, como diarrea y dolor de estómago

  • Problemas vasculares, como coágulos que se trasladan desde las venas profundas de las piernas hacia los pulmones y bloquean la irrigación sanguínea de los pulmones (embolia pulmonar)

  • Otros síntomas, como sarpullido y cambios en el ciclo menstrual


Sin embargo, la epidemia soslayada es lo que algunos expertos consideran como la mayor crisis de salud neurológica en los Estados Unidos, y quizás el mundo. Una serie de síntomas neurológicos o afecciones de salud mental, como dificultad para pensar o concentrarse, dolores de cabeza, problemas para dormir, mareos al ponerse de pie, sensación de punzadas, pérdida del olfato o del gusto, y depresión o ansiedad.


La doctora Michelle Monje, neuro-oncóloga de la Universidad de Stanford, declara, en el documental COVID y el cerebro: Una crisis de salud neurológica, producido por Knowable Magazine; que la inflamación en el cerebro producida por la respuesta inmunitaria a la infección por COVID-19, ya sea leve o grave; puede tener consecuencias duraderas para la función cognitiva. La especialista que compara las afecciones neurológicas post-COVID con el cerebro de pacientes que experimenta el deterioro por cáncer o su tratamiento, advierte que el deterioro cognitivo es potencialmente reversible en casos donde no han ocurrido accidentes cerebrovasculares o infección cerebral directa.


En la era post COVID, donde nuevas variantes continuarán evolucionando, necesitamos maximizar en las medidas universales de prevención y sobre todo la vacunación como medidas de salud pública para el control no solo de nuevas infecciones sino también de sus complicaciones a largo plazo.


Síntomas asociados a síndrome post-COVID:


·  angioedema

·  niebla del cerebro

·  confusión

·  dificultad para realizar múltiples tareas

·  mareos

·  perdida de autonomía

·  irritabilidad

·  incapacidad para encontrar las palabras adecuadas

·  pérdida de memoria

·  mialgias

·  palpitación

·  dificultad para respirar

·  debilidad

601 visualizaciones
bottom of page